Turistas enemigos

La primera vez que estuve en Tepoztlán, México —a 90 km del Distrito Federal— escuché a un vendedor callejero de tortas refiriéndose a un deslave de la montaña que había interrumpido el camino hacia donde veneran a Tepoztécatl (dios del pulque y los conejos). Decía que la montaña se derrumba y corta el camino porque ese dios se enoja con los turistas ante “su falta de humildad”.

Según el vendedor de tortas, los turistas suben con miradas curiosas, pero sin veneración ni respeto y siembran un río de ofensas: botellas de gaseosas, paquetes de cigarrillos, restos de comidas. Son caravanas de mirones maleducados que llegan a esas sagradas alturas sin meditación ni sentimiento. Y cada tanto, el dios dice basta y le clausura el paso a tanta irreverencia.
Hay en Tepoztlán caminos alternativos, pero ningún baqueano (ni aun a cambio de una buena propina), lleva turistas por ahí cuando el dios cierra la montaña. El vendedor de tortas aseguró que el mejor día para visitar el pueblo y llegar a la montaña es el martes, ya que los lunes los pobladores se ocupan de limpiar todo, de borrar las ofensas recibidas.
El dios tepozteco debía estar atribulado, reconoció el vendedor, porque sabía que a su pueblo el turismo le proporcionaba una ayuda económica, pero al mismo tiempo lo ofendía y humillaba la conducta de esos invasores que no se apoderaban del territorio, pero “les faltaban el respeto”.
Para el vendedor de tortas todos eran iguales. Desde mi posición de simple oyente renuncié a intervenir para diferenciar entre turistas y viajeros. Sin embargo, fue él quien separó la paja del trigo: “Los que llegan, amables, los que miran a la cara y saludan, ellos no tiran basura, ellos no ofenden. Los que ni ven por dónde van, no saludan y pisan con prepotencia, ésos sí; ésos son los enemigos”.

Diario Clarin / Suplemento Viajes / Zona Franca
astilman@clarin.com

Anuncios

2 Responses to “Turistas enemigos”


  1. 1 MARISA SUAN marzo 5, 2011 en 8:25 am

    Wow.!!!! Excelente manera de hacer una diferencia,entre el enemigo de la Tierra y el visitante.!!! Siempre q paseamos x un lugar, ntro “deber” es dejarlo como estaba, y si es posible, un poquito mejor.!!! Levantar un papel que alguien arrojó, o lo q esté a ntro alcance, sería una manera de preservarlo. Además del respeto por la gente del lugar q nos brinda su hospitalidad.!!!!

  2. 2 Héctor Aviles marzo 8, 2011 en 4:56 pm

    Gracias Mar.
    Coincido con vos, es una imagen triste como quedan los espacios verdes después del paso de algunos personajes que no entienden que en la medida que no cuidemos el ambiente, la próxima vez que pase por ahí, ya no habrá pasto, y la próxima agua… y seguramente dejara de venir por que el lugar ya no tiene nada de atractivo para ofrecerle.
    Seamos conscientes, cuidemos nuestros espacios verdes. Si no hay cesto de basura, llévese todo lo que trajo, incluida la basura.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Archivos

Flickr Photos

Más fotos

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 308 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: